REJUVENECIMIENTO VAGINAL. ADIÓS A LAS PERDIDAS DE ORINA.

En el relajamiento o laxitud vaginal, los músculos vaginales carecen de tono, elasticidad y control. El diámetro interno y externo de la vagina aumenta, perdiendo su estado fisiológico óptimo y en consecuencia disminuye el placer sexual

Existen una serie de procedimientos que ayudan y corrigen los efectos de la laxitud vaginal. De todos ellos el que más me convence por su efectividad, y mínima invasión, ya que no es quirúrgico y te puedes reincorporar a tu vida normal de inmediato, es la combinación del ultrasonido focalizado con  ejercicio de fortalecimiento del suelo pélvico.

El Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad tratamiento indoloro que mejora eficazmente el tono muscular vaginal, su fuerza y control. También disminuye el diámetro interno y externo de la vagina y refuerza el cuerpo perineal; aumenta la lubricación y mejora la sensibilidad vaginal y lo más importante es que los resultados empiezan a notarse con una sola sesión a diferencia del tratamiento con láser que se realiza en varias sesiones y es más invasivo

Para asegurar los resultados en el tiempo, se implementan además existen una serie de ejercicios para fortalecer los músculos y tejidos vaginales denominados Ejercicios de Kegel. Consisten en movimientos controlados  que fortalecen la zona pélvica y mejoran la funcionalidad de los esfínteres. Son muy sencillos y se pueden realizar en cualquier lugar y sin que nadie se dé cuenta.

Si sufres laxitud vaginal, ya sea genética o producida por los partos, incontinencia urinaria de esfuerzo (aquella que se produce al toser, saltar correr o realizar movimientos bruscos) o el estado de tu vagina te impide disfrutar de una vida sexual plena, eres la candidata ideal para este tipo de tratamientos, no esperes para dar el paso, porque en este tipo de dolencias es muy importante acudir al médico desde que se sienten los primeros síntomas.

Anuncios